La Liga Nacional, todo casi normal

Héctor J. Cruz
Hectorj.cruz@listindiario.com

¿Qué se puede decir de la Liga Nacional en estos casi tres meses de acción en las Grandes Ligas? Que todo camina normal y se extraña la figura de Fernando Tatis Jr., quien estaba supuesto a ponerle chispa al escenario.

Su lesión en la muñeca izquierda sucedió durante un juego de entrenamientos el 14 de marzo y esta es la hora en que todavía “no ha recibido permiso para batear”, de acuerdo a los reportes de prensa. Antes, un jugador en rehabilitación dirigía su propio programa, ahora no es así en especial para un jugador que tiene contrato por US$341 millones.

Veamos cómo están las cosas en la Nacional.

DIVISIÓN ESTE: Los Mets empezaron sin su estelar lanzador Jacob deGrom, pero ahí estaba Max Scherzer para impresionar a los demás. Bueno, Scherzer también se lesionó hace varias semanas y ahora intenta volver a la acción. Los Mets, además, licenciaron a Robinson Canó y le pagarán $44 millones por este y el próximo año.

Pero nada de eso ha importado. Como quiera han dominado la liga con 45 victorias y 26 derrotas y controlan la división Este. Hace poco el equipo de Atlanta pudo acercarse con una racha de 14 victorias y ahora están a 5 juegos, con 39-30. Los Filis cancelaron su manager y tienen 36-33, Miami cuenta poco con 30-36 y lo mismo para Washington, en un inicio muy malo con 25-46. Para Atlanta y para los Filis todavía hay espacio para competir.

DIVISIÓN CENTRAL: Hasta ahora la competencia está centralizada en los dos equipos con mayor posibilidad, los Cerveceros de Milwaukee y Cardenales de San Luis, ambos con marca de 39-31 (hasta anoche). Eso significa que lo más probable es que caminen juntos por un buen rato. Los tres restantes del grupo tienen malas ofertas, los Piratas con 28-39, Cubs con 25-43 y Cincinnati pésimos con 23-44.

DIVISIÓN OESTE: Resulta que este grupo fue ganado por los Gigantes el año pasado con 107 victorias, pero este año los favoritos Dodgers también tienen la compañía de San Diego, jugando sin Tatis Jr. Los Dodgers son primeros con 41-25 (20-12 en casa), San Diego 43-27 con su nuevo manager Bob Melvin y Gigantes terceros con 38-29, solo a 3 y medio. Los demás están en negativo, Arizona con 32-38 y Colorado 30-38 y es difícil que levanten cabeza.

En los cambios del mes de julio, los más poderosos mejorarán notablemente.

El CUBANO: Yordan Álvarez, el cubano de los Astros de Houston, sigue super bien en su producción de este año. Ayer disparó par de jonrones en la victoria de Houston 5 por 3 ante los Mets de Nueva York. Su promedio está en .315, 21 jonrones y 51 empujadas. Al final, si tiene salud, estará en competencia por el MVP.

MOVIMIENTOS: Los Marlins enviaron a las menores nuevamente a Jerar Encarnación, el muchacho de Bayaguana que pegó jonrón de bases llenas como su primer hit en Grandes Ligas. En su breve actuación, Encarnación agotó 8 turnos, ese fue su único hit y tuvo 4 remolcadas, obviamente. Hanser Alberto, de los Dodgers, pasó a lista pasiva por asuntos de paternidad. Los Dodgers subieron a Stefen Romero. En calidad de sustituto, Alberto ha agotado 66 turnos, promedio de .242, un Hr., 4 empujadas. Manuel Margot, jardinero de Tampa, se lesionó una rodilla en un fildeo contra la pared el martes ante los Yanquis. En su bateo de este año tiene .302-3-27. El lanzador Albert Abreu, ex de los Yanquis, estaba con Texas a principios de temporada, luego fue cambiado a Kansas City y estos lo colocaron en waivers hace dos días. Ayer los Yanquis lo reclamaron, así que regresa a su organización. Los Atléticos de Oakland subieron al pitcher Domingo Tapia y está lesionado por 15 días Dany Jiménez. Ambos son dominicanos.

GRACIOSO: Los Azulejos de Toronto tienen un coach llamado Guillermo Martínez (creo que es venezolano). Sucede que ayer, antes del partido de Toronto y White Sox, en Chicago, Martínez fue a entregar las alineaciones a los árbitros, pero parece que dijo algo fuera de lugar pues uno de ellos lo expulsó de inmediato. ¿Se había visto algo parecido antes?. El equipo traía un maco encerrado contra los árbitros desde la noche anterior cuando perdieron 7-6 ante los Medias Blancas, en 12 innings.